Imagen 14
Ilustración de Guillermo Bonilla para la revista Había Una vez No.17.

Uno de los escritores más importantes de la historia literaria moderna nació y murió en sincronía con la ida y vuelta de un famoso astro por la Tierra. Hasta hoy brillan sus emblemáticos personajes: Tom Sawyer y Huckleberry Finn. Este 2014, las aventuras de Huck, consideradas la obra maestra del escritor, cumplen 130 años desde su publicación.

Un perfil de Mark Twain que escribí para la revista chilena Había Una Vez: aquí. Parte de una investigación que realizo sobre la apasionante vida de este escritor.

 

Fragmentos del texto:

Si imaginamos la infancia de Mark Twain, hay que pensar en otros nombres: Sam, Tom y Huck. Sam, por Samuel Langhorne Clemens, el nombre de nacimiento de Twain, el nombre con el que lo llamaba su madre cuando debía alistarse para ir a la iglesia o regresar a casa luego de un día pescando en el Misisipi; Tom, por su amigo Tom Blankenship, el vagabundo y marginado del pueblo que el escritor inmortalizaría de dos formas en sus obras: dando su nombre al célebre Tom Sawyer y su personalidad a Huckleberry Finn.

Los padres de Twain, John Marshall Clemens, abogado y tendero, y su mujer, Jane Lapton, venían de familias terratenientes que poseían un buen número de esclavos e incluso cierta ascendencia aristócrata en Inglaterra.

De poco les sirvió. Fueron de la esperanza de un futuro próspero a la bancarrota. Cuando el escritor tenía 11 años, ya no eran muchos los muebles que podían darle al sheriff para que los embargara. Se habían ido deshaciendo del piano, la cubertería, el servicio de té…

Se enamoró de Olivia cuando la vio en una foto. La conoció en diciembre de 1867 e iniciaron un noviazgo, sobre todo por carta. Olivia rechazó su primera propuesta de matrimonio, pero Samuel insistió y en febrero de 1870 contrajeron matrimonio.

Desde entonces y hasta 1880, Twain pasó los veranos con su familia en la granja de una hermana de Olivia, Susan, quien mandó a construir un estudio en forma octagonal para que su cuñado tuviera dónde escribir. En esa época escribió muchos de sus clásicos, incluido el más elogiado de todos, Las aventuras de Huckleberry Finn

 

Imagen 11Para descargar todo el número en pdf de Había Una Vez y conocer la nueva propuesta en línea de esta estupenda revista visiten: http://www.revistahabiaunavez.cl/2014/05/2305/

Imagen 19

Anuncios

1 Comentario »

Comparte tu opinión, deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s